Comparte
FacebookTwitterLinkedInWhatsApp

La historia de Domingo Advocats (originariamente Bufet Jordi Domingo) comienza en 1975 en el Prat de Llobregat. Como cualquier nuevo negocio, los inicios implican empuje, dedicación y esfuerzo, pero también mucha ilusión.

Un año más tarde, abrimos despacho en el número 40 de la Rambla de Catalunya de Barcelona. Queríamos estar más cerca de las empresas y acompañarlas en sus decisiones estratégicas, aconsejarlas en momentos decisivos y ayudarlas a crecer.

Empezamos dedicándonos fundamentalmente al derecho civil y procesal, convirtiéndonos en especialistas en materia de arrendamientos urbanos y propiedad horizontal, pero pronto nuestra actividad evoluciona también hacia el mundo de los negocios y de las PYMES.

La reputación que ganamos nos permite participar activamente en diversas comisiones de soporte parlamentario, asesorar a instituciones públicas en el camino de la democratización y colaborar con diversas instituciones académicas, como la Escola de Pràctica Jurídica del ICAB o la Universitat de Barcelona.

Con el fin de seguir creciendo y poder ayudar a un mayor número de empresas, instituciones y particulares, en 1987 nos trasladamos al despacho actual, y decidimos potenciar nuestros servicios a nivel nacional e internacional.

En 1989 somos el primer bufete de España en abrir una delegación en la antigua URSS (concretamente en Moscú), donde participamos también de manera muy activa en la organización de congresos de comercio internacional y desarrollo económico.

Durante estos años empezamos a ayudar a un gran número de empresas multinacionales y PYMES -rusas y de todo el mundo- a internacionalizarse o implantarse en el mercado español, garantizando asesoramiento legal y apoyo completo a los equipos directivos y a las familias (vivienda, vehículo, escuelas, servicio doméstico...).

En paralelo, participamos en proyectos internacionales de gran magnitud como la reconversión de Puerto Madero en Buenos Aires (Argentina). Además, gracias a nuestra trayectoria y experiencia, ampliamos nuestra colaboración académica con el Center for International Legal Studies (Salzburgo - Austria).

Entre los años 1991 y 1998 mantenemos una estrecha relación con la Unión Europea, colaborando en la implantación de los programas TACIS y PHARE en los países de la ex-URSS así como asesorando a las PYMES que quieren implantarse allí.

Durante este periodo, colaboramos también con Naciones Unidas y somos miembros del Centro para la Facilitación del Comercio y Desarrollo del Comercio Electrónico (UN / CEFACT), participando activamente en proyectos como Bolero.

El crecimiento del mercado inmobiliario en estos años nos ayuda a consolidar nuestra presencia en el sector, a ser uno de los referentes en la materia, y a participar activamente en Think Tanks para reformas legislativas como la de la Ley de Arrendamientos Urbanos

En 2009 Domingo Advocats  inicia un proceso de cambio generacional del negocio, que hemos completado en 2020 con el lanzamiento de nuestra nueva identidad corporativa. Un cambio que refleja nuestra voluntad de constante evolución, manteniendo los valores de siempre: un alto nivel de auto exigencia para conseguir resultados óptimos, un gran compromiso y honestidad, y un trato muy cercano y personalizado.